El juez de guardia de Pamplona, el titular del Juzgado de Instrucción número 2, decretó el ingreso en prisión de un hombre detenido esta pasada madrugada por intentar robar en hasta once establecimientos comerciales del barrio pamplonés de San Juan.

El juez decretó el ingreso en prisión comunicada y sin fianza del acusado, ya que entiende que, a la vista de las diligencias policiales y judiciales practicadas hasta la fecha, “existen indicios racionales de que el detenido, en la madrugada del día 4 de julio de 2013, robó o intentó robar hasta en once establecimientos comerciales de la zona de San Juan, consiguiendo su propósito al menos en uno de ellos“.

El arrestado, prosigue el juez en su auto, “fue sorprendido por la policía en el momento en que salía del interior del último de los establecimientos a los que había accedido fracturando el cristal del mismo”.

Este hecho, agregó el magistrado, “unido a la intervención en poder del detenido de diversos efectos que han sido reconocidos por algunos de los perjudicados y que en uno de los robos intentados ha sido captado por las cámaras de seguridad del establecimiento, hacen que no exista la más mínima duda de que es el detenido el autor de todos esos hechos”.

El juez señaló en el auto que el ingreso en prisión del detenido, “a la vista de lo actuado, se evidencia completamente imprescindible a fin de asegurar la presencia del imputado en el proceso y evitar el riesgo de que cometa otros hechos delictivos”.

Además, añadió que el detenido “ha permanecido en prisión hasta fechas recientes por hechos similares”, y que también “ha sido condenado en fechas muy recientes por faltas de hurto, varias de ellas impuestas por este mismo Instructor”.

Para el juez, “todas estas circunstancias, unido a la pluralidad de delitos que ahora se le imputan, en cuya comisión ni siquiera ha tenido la precaución de evitar dejar huellas o restos biológicos o no ser captado por las cámaras de seguridad, hace que sea prácticamente seguro que, en caso de quedar en libertad, volvería a cometer hechos delictivos análogos”. DN